Según un estudio llevado a cabo por el Grupo Médico Jurídico sobre datos recogidos por el Ministerio de Trabajo e Inmigración sobre el mes de julio, las pensiones de incapacidad permanente se conceden a una edad media de 51 años. Este número de pensiones se reduce exponencialmente conforme disminuye la edad de la persona, llegando a ser seis veces mayor entre los mayores, que en los jóvenes de 25 y 35 años.
Si analizamos estos datos desde un punto de vista económico, la cantidad media de las pensiones de incapacidad permanente declaradas en personas de entre cincuenta y sesenta años se encuentra en 950 euros, mientras que la pensión media de los más jóvenes se aproxima a los 770 euros. La media de la edad de concesión de la pensión apenas varía entre los distintos tipos de compensaciones, situándose la pensión de gran invalidez en los 52 años y la de invalidez en 51.

Gracias a diversos estudios llevados a cabo sobre las enfermedades que más contribuyen a la declaración de la incapacidad permanente, nos encontramos que las dolencias que más influyen en esta condición, por orden de importancia, son: las enfermedades osteomusculares, las cardiovasculares, las neoplásicas y las psiquiátricas. Las enfermedades psiquiátricas causan la incapacitación a los 51 años de media, las neoplásicas la los 53 años, las osteomusculares a los 55 años, y las enfermedades respiratorias lo hacen a los 58 años.

Las enfermedades o los accidentes laborales pueden acontecer en cualquier momento de nuestra vida, por lo que es fundamental acudir a los mejores profesionales en esta situación. En España solo el Grupo Médico Jurídico es capaz de ofrecer un diagnostico desde un punto de vista técnico, médico y jurídico, y es desde 1978 quien más casos ha ganado defendiendo los derechos de aquellos que han sufrido una lesión que les impide trabajar.

Fuentes: NoticiasMedicas.es

Categorías: Noticias

Traducir »
ZOOM
Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola